Compartir en Redes Sociales:

CARY GRANT

Uno de los mejores intérpretes de la historia del cine y paradigma del estrellato fílmico en la época dorada de Hollywood. Cary Grant se
convirtió en uno de los actores favoritos del público por su capacidad de empatía, elegante presencia y versátil talento interpretativo en comedias, dramas, películas de intriga, suspense o aventuras.

De nombre real Archibal Alexander Leach, Cary nació en la ciudad de Bristol (Inglaterra) el 18 de enero de 1904 en el seno de una familia muy humilde en la que sufrió penurias económicas, aspecto que condicionó
su posterior tacañería. Sus padres eran Elsie Marie Kingdon y Elias Leach. En 1913 su madre fue internada en un psiquiátrico, hecho que afectó seriamente a su estabilidad emocional.

Fue a la escuela en su ciudad natal, de la que fue expulsado a los 14 años (en 1918), tras un incidente relacionado con los vestuarios de las alumnas. Ese mismo año se incorporó a una compañía de teatro con la que llegó a Estados Unidos en 1920, y del vodevil en Broadway pasó a Hollywood en 1931. Es allí donde comenzó a utilizar el nombre de Cary Grant. Pronto consiguió papeles en películas de éxito, como La Venus rubia (1932, con Marlene Dietrich) y Lady Lou (1933, con Mae West). En 1942 adquirió la nacionalidad estadounidense.

Cary Grant junto a Mae West en «Lady You» (1933)

Grant protagonizó algunos clásicos de la comedia de enredo, como Historias de Filadelfia (1940) y La fiera de mi niña (1938), ambas junto a Katharine Hepburn, o Arsénico por compasión (1944). El director Alfred Hitchcock, cuyo desapego por los actores era notorio, se entusiasmó con Grant, y le contrató para actuar en cuatro de sus películas: Sospecha (1941; junto a Joan Fontaine), Encadenados (1946; con Ingrid Bergman), Atrapa a un ladrón (1955; con Grace Kelly) y Con la muerte en los talones (1959; junto a Eva Marie Saint), que se convirtieron en clásicos, al igual que otras obras del director.

Trailer «Atrapa a un ladrón» junto a Grace Kelly (1955) de Alfred Hitchcock
En el mismo momento que abandonó la Paramount, Cary representó su primer gran papel que moduló parte de sus características interpretativas posteriores en “La Gran Aventura De Silvia” (1935), una deliciosa, subestimada comedia dramática de estafadores dirigida por George Cukor y co-protagonizada por Katharine Hepburn con base en una novela de Compton MacKenzie.
La intervención magistral de Grant (que interpretaba un personaje importante pero secundario) como Jimmy Monkley no pasó desapercibida y su rostro volvió a aparecer en películas de éxito, entre ellas “El Ídolo De Nueva York” (1937), un film de Rowland V. Lee con Edward Arnold de protagonista sobre finanzas en Wall Street; o “Una Pareja Invisible” (1937), comedia de corte fantástico (llamada “Topper” en original) dirigida por Norman Z. McLeod y co-protagonizada por Constance Bennett que adapta una novela de Thorne Smith. Ese mismo año interpretó junto a Irene Dunne “La Pícara Puritana” (1937), una estupenda y sofisticada comedia de Leo McCarey que ganó el Oscar a la mejor película.
Alcanzado el estrello, los últimos años de la década de los 30 le depararon a Cary Grant espléndidos trabajos, como “La Fiera De Mi Niña” (1939), screwball comedy de Howard Hawks en la que interpretó al paleontólogo David Huxley; “Vivir Para Gozar” (1939), comedia dramática de Cukor que llevó a la pantalla una obra teatral de Philip Barry; “Gunga Din” (1939), aventuras coloniales en la India dirigidas por George Stevens con base en un poema de Rudyard Kipling; “Sólo Los Ángeles Tienen Alas” (1939), historia de pilotos con dirección de Hawks; o “Dos Mujeres y Un Amor”, film romántico dirigido por John Cromwell y co-protagonizado por Carole Lombard y Kay Francis que adaptó una novela de Bessie Breuer.
Cary Grant junto a Khatarine Hepburn en «La fiera de mi niña» (1939)
Los años 40 y 50 confirmaron al actor de Bristol como uno de los intérpretes más importantes de todos los tiempos. “Luna Nueva” (1940), sátira periodística de Howard Hawks con Rosalind Russell como co-protagonista; “Mi Mujer Favorita” (1940), magnífica comedia de Garson Kanin; “Historias De Filadelfia” (1940), otra adaptación de Philip Barry con Cukor en la dirección; o “Serenata Nostálgica” (1941), melodrama de George Stevens con Irene Dunne, fueron algunos de sus mejores títulos en el comienzo del nuevo decenio.
El sueldo que había cobrado por “Historias De Filadelfia”, película con James Stewart
y Katharine Hepburn, fue donado íntegramente al ejército británico en
combate en la Segunda Guerra Mundial. “Historias De Filadelfia” fue la última película en la que Cary y Katharine trabajaron juntos, y la única en la que el nativo de Bristol coincidió con James Stewart.
[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=oCfuPPR7wnQ&w=320&h=266]
Trailer «Historias de Philadelphia» (1940)
Por su interpretación en “Serenata Nostálgica” fue nominado por primera vez al premio Oscar. La estatuilla se la llevó Gary Cooper por “El Sargento York”.

En el año 1941 se produjo su primera colaboración con Alfred Hitchcock, un
trabajo basado en una novela de Anthony Berkeley y perjudicado por un final feliz impuesto por la productora, “Sospecha” (1941), con Joan Fontaine interpretando a su esposa.

Por el drama de Clifford Odets “Un Corazón En Peligro” (1944) Cary Grant volvió a ser nominado al Oscar, pero de nuevo no obtuvo el galardón que fue para Bing Crosby por “Siguiendo Mi Camino”. Aunque
los premios se le resistían, el público se volcaba con sus películas, convirtiéndole en uno de los actores más taquilleros del momento gracias a “Arsénico Por Compasión” (1944), una obra maestra del humor negro dirigida por Frank Capra adaptando una obra de teatro de Joseph Kesselring; “Noche y Día” (1946), film en el que el actor de Bristol se convirtió en el compositor Cole Porter; o “Encadenados” (1946), inolvidable título de Hitchcock que mezcla intriga y romanticismo con el co-protagonismo de Ingrid Bergman y Claude Rains y búsqueda de nazis en Brasil.

Tres comedias infravaloradas y muy disfrutables como “El Solterón y La Menor” (1947), con Cary como objeto de deseo de Shirley Temple; “La Mujer Del Obispo” (1947), adaptación de una novela de Robert Nathan con Grant encarnando a un ángel junto a Loretta Young y David Niven; y “Los Blandings Ya Tienen Casa” (1948), comedia basada en una novela de Eric Hodgins en la que estaba casado con Myrna Loy, fueron el preludio de su participación en una serie de títulos que Cary co-protagonizó con su tercera esposa, la actriz Betsy Drake: “En Busca De Marido” (1948) de Don Hartman y “Hogar, Dulce Hogar” (1952) de Norman Taurog.

Cartel de «Arsenico por compasión» de Frank Capra

Al margen de su asociación con Betsy, Cary intervino en películas como “La Novia Era Él” (1949), en la que se travestía a las órdenes de Howard Hawks; “Crisis” (1950), film dirigido por un joven Richard Brooks; o “Murmullos En La Ciudad” (1951) un melodrama dirigido por Joseph L. Mankiewicz en el que Cary interpretó a un médico al lado de Jeanne Crain.
A pesar de su estatus estelar, Cary jamás puso reparos a trabajar y ayudar a jóvenes e inexpertos directores, como era en ese momento el debutante Richard Brooks.

Con su gran amigo Howard Hawks protagonizó un último trabajo conjunto en la magnífica comedia enloquecida “Me Siento Rejuvenecer” (1952), película con Ginger Rogers y Marilyn Monroe. Con Ginger, Cary Grant ya había coincidido previamente en “Hubo Una Luna De Miel” (1942).

Su tercera colaboración con Hitchcock fue “Atrapa a Un Ladrón” (1955), estimable film basado en una novela de David Dodge que, ambientado en la Riviera francesa, está co-protagonizado por Grace Kelly. Después de intervenir en películas como “Orgullo y Pasión” (1957), rodaje en el que se enamoró perdidamente de Sophia Loren, y “Tú y Yo” (1957), romance de Leo McCarey con Deborah Kerr como co-protagonista, Cary Grant creó Grandon, una productora que fundó en asociación con el director Stanley Donen. La primera película de esa compañía fue Bésalas Por Mí” (1957), divertida comedia de ambiente militar co-protagonizada por Jayne Mansfield.

Marilyn Monroe con Cary Grant (1952) en «Me siento rejuvenecer»

Con Donen filmó también “Indiscreta” (1958), historia de amor con Ingrid Bergman, “Página En Blanco” (1960) y “Charada” (1963), mezcla de intriga criminal y comedia romántica con Cary acompañado por Audrey Hepburn en París. En su última etapa como actor la película más sobresaliente de su filmografía fue “Con La Muerte En Los Talones” (1959), una obra maestra dirigida por Alfred Hitchcock.

Sus restantes títulos tampoco son nada desdeñables, entre ellos la comedia bélica “Operación Pacífico” (1959) de Blake Edwards
u “Operación Whisky” (1964), película de Ralph Nelson ambientada, al igual que el título anterior, en la Segunda Guerra Mundial en la que aparecía por primera vez en su carrera con una apariencia desaliñada.

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=QEwmGNnVgMM&w=320&h=266]
Escena «Con la muerte en los talones» (1959)

En la parte de los años 50 se puso bajo tratamiento con LSD del doctor Mortimer Harmer para superar sus miedos internos derivados de su traumas infantiles, consumiendo ácido lisérgico en abundancia
entre los años 1958 y 1961, siendo un pionero en el consumo del LSD.
Tras “Apartamento Para Tres” (1966), film dirigido por Charles Walters y co-protagonizado por Samantha Eggar, Cary tomó la decisión de abandonar definitivamente el cine. Tres años después la Academia de Hollywood le galardonó con un Oscar honorífico por su extraordinaria carrera.

Además de su enlace con Betsy Drake, con quien estuvo entre 1949 y 1962, Cary Grant se casó con la actriz Virginia Cherrill (1934-1935), con la multimillonaria Barbara Hutton (1942-1945, con la rubia actriz Dyan Cannon (1965-1968), con quien tuvo a su hija Jennifer en 1966, y con Barbara Harris, con quien
contrajo matrimonio el año 1981.

Además de sus amoríos heterosexuales, a Cary Grant siempre le ha perseguido el rumor de su bisexualidad, negado rotundamente por el actor, especialmente a causa de su íntima relación con el actor Randolph Scott, con quien compartió vivienda en sus comienzos en Hollywood.

Cartel «Apartamento para tres» (1966)

Aunque fue nominado dos veces para los Óscar, Grant no obtuvo el premio, si bien recibió en 1970 un premio especial de la Academia de Cine en reconocimiento a su carrera. En 1981 le fue concedido el Kennedy Center Honors en reconocimiento a su talento y contribución a las artes escénicas.

Durante los últimos años de su vida, retirado del cine, fue ejecutivo de diversas empresas relacionadas con el mundo del cine. Se dedicó a viajar por el mundo y por Estados Unidos, donde realizó diversas sesiones de su programa Una noche con Cary Grant, en las que tras la proyección de fragmentos de sus películas, respondía a las preguntas del público. Grant se estaba preparando para una
actuación en el Teatro Adler en Davenport, Iowa, en la tarde del 29 de noviembre de 1986, cuando sufrió una hemorragia cerebral (ya había sufrido previamente un ataque en octubre de 1984). Su esposa Barbara no sabía lo que estaba pasando y fue a una farmacia local para obtener una aspirina.

Murió a las 11:22 pm en el Hospital de San Lucas en Davenport, Iowa, a la edad de 82 años, producto de las complicaciones de un derrame cerebral.
La mayor parte de sus bienes, por valor de millones de dólares, fueron para su quinta esposa, Barbara Harris, y para su hija, Jennifer Grant.

Cary Grant en 1970 recogiendo el Oscar especial
de la Academia de Cine en reconocimiento a su carrera

Premios Óscar

AñoCategoríaPelículaResultado
1969Oscar HonoríficoGanador
1941Mejor ActorSerenata nostálgicaCandidato
1944Mejor ActorUn corazón en peligroCandidato
Compartir en Redes Sociales:
Elvis Radio Online 24h
Elvis Radio Online 24h

Broadcasting the music of the King of Rock, Elvis Presley!!

Artículos: 210

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *