SONRISAS Y LÁGRIMAS (1965)

Compartir en Redes Sociales:

SONRISAS Y LÁGRIMAS

Por Alfonso Torres Gallego

Enlace para ver la película en español https://ok.ru/video/7994701253212

«Sonrisas y Lágrimas» en España y «La novicia rebelde» en Latinoamérica es un mítico musical de Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II. Un misterio la traducción de su título literal que es «El sonido de la música«, que tiene mucho más sentido que «Sonrisas y Lágrimas» o «La novicia rebelde«, pero bueno, en fin…cosas de las distribuidoras. Un musical que adaptaba la historia real de la famosa familia de cantantes Trapp, compuesta por Georg Von Trapp, oficial retirado de la armada austríaca y por María Von Trapp, su segunda esposa, así como por los 10 hijos (los populares siete más tres más que tuvieron en común Georg y María), con grandes dotes vocales, que cosecharon grandes éxitos en sus populares conciertos en Estados Unidos (país al cual emigraron huyendo de los nazis en su Austria natal cuando fue anexionada a Alemania) y en gran parte del mundo.

Esta popular historia ya fue llevada al cine sin ser musical, en dos títulos de producción austríaco alemana: «La familia Trapp (1956)» y «La familia Trapp en América (1958)«. Los populares Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II («El rey y yo (1956)», «Al sur del Pacífico (1958)», «Ocklahoma (1955)») convirtieron la historia en el mítico musical que en Broadway, a finales de los 50, fue ya todo un éxito con Mary Martin en el papel de María y Theodore Bikel como el capitán Von Trapp.

A Bikel siempre le recordaremos como el entrometido húngaro Zolthan Karphaty empeñado en desenmascarar a Eliza en el famoso baile de la embajada en la película de Cukor «My Fair Lady (1964)«. La trama narra la historia real de la famosa familia Trapp, en Salzburgo, a finales de los años 30, en el contexto de la anexión austríaca a la Alemania nazi de Hitler, centrándose en cómo una joven alocada y bastante rebelde novicia, Sor María es designada por la madre abadesa como institutriz temporal para cuidar nada más y nada menos que a los siete hijos de un capitán de la Armada austríaca retirado y viudo. Las tensiones entre ambos, por el fuerte carácter del Capitán se acabarán disipando cuando la joven novicia les enseñe a componer una canción para la baronesa, pretendiente de Georg Von Trapp. La fuerte tensión inicial entre capitán e institutriz se verá sustituida por un creciente enamoramiento entre ambos…

Fue llevada al cine por la Fox con producción de Saul Chaplin y Darryl y D. Zanuck le propusieron a Robert WiseWest Side Story (1961)») ser el director, pero lo rechazó en un principio por parecerle demasiado edulcorada la trama, así que se lo propusieron a Stanley Donen, Gene Kelly y George Roy Hill entre otros aunque todos lo rechazaron. Convencieron a William WylerVacaciones enRoma (1953)«, «Ben-Hur (1959)») que fue quien, al haber visto a Julie Andrews interpretar a la florista Eliza Doolittle en la producción teatral de «My fair lady (1956)» quedó impresionado con sus dotes musicales y para la comedia y la propuso a la productora. La actriz fue finalmente la elegida para el papel tras ser descartadas Debbie Reynolds, Audrey Hepburn y Doris Day entre otras candidatas que se barajaron. Christopher Plummer es el Capitán Von Trapp, papel para el cual tuvo que ser caracterizado de viejo, pues tan sólo le llevaba unos 5 años a Julie. Eleanor Parker fue otra acertadísima elección para el papel de la pérfida baronesa Schraeder, quien tenía una canción en la versión de Broadway pero que fue suprimida para la película, por tener ya una duración demasiado larga y para no cansar al público.

Completaban el reparto actores de la talla de Peggy Wood como la madre abadesa y Richard Haydn como el aprovechado tío Max, empeñado en hacerse rico con las prodigiosas voces de los chicos. La dirección volvió a manos de Robert Wise tras abandonar el proyecto Wyler, por problemas personales y por otro compromiso adquirido para dirigir «El coleccionista (1965)». «Sonrisas y Lágrimas» se convirtió pronto en todo un fenómeno y en una de las películas más taquilleras de la historia del cine.

Fue filmada parte en decorados y en exteriores, en el espectacular formato Todd-AO, en Salzburgo, siendo actualmente dentro de las visitas a la mítica ciudad austríaca un tema recurrente el recuerdo de esta película. La auténtica María Von Trapp visitó al equipo de producción en Salzburgo, conociendo a Julie Andrews, como puede verse en uno de los documentales incluidos en los extras del dvd del 40 aniversario. La verdad es que no estuvo demasiado de acuerdo con las variaciones argumentales de la historia en la trama de la película: Georg en la vida real no era autoritario ni antipático como se presenta en el musical. Y el Tío Max jamás existió, en la realidad era un sacerdote amigo de la familia quien les propuso a los chicos dedicarse al canto, y quien, por así decirlo, les descubrió artísticamente. 

Estuvo nominada a 10 Óscar de los que ganó nada menos que 5 estatuillas, incluyendo la relativa a la mejor película, quedándose sin el suyo Andrews al haber conseguido la estatuilla el año anterior por «Mary Poppins (1964)». Como dato curioso una de las monjas estuvo interpretada por Marni Nixon, la soprano que dobló las canciones de Audrey Hepburn en la versión cinematográfica de «My Fair Lady«. Al conocerla en el set, Andrews le dijo «Hola, Marni, soy tu mayor admiradora«, disipándose todos los temores de Wise ante la inesperada reacción de Julie al conocer la voz del que habría sido su personaje en la versión de cine de «My Fair Lady» si Jack L.Warner la hubiese elegido ya que ella fue quien creó al personaje en Broadway.

La Fox mandó doblar a todos los idiomas los temas musicales, un terrible error, pues ¿qué problema había con la impresionante voz de Julie Andrews? ¿por qué privar al público no americano de la versión original por el típico temor de la época al rechazo de tener que leer subtítulos en los temas de un musical? 

En fin, yo por supuesto recomiendo la versión original pues la doblada, como ocurrió con «Mary Poppins» edulcora y da una cursilería al personaje principal que no es real para nada en la versión original y se pierde uno la enorme vis cómica de Andrews. Ha tenido innumerables reposiciones en todo el mundo, siempre con un gran éxito y el disco de la B.S.O. arrasó durante varias décadas en las listas de ventas. Sus temas más populares «Do, Re, Mi» (la parte en la que María enseña a cantar a los niños) y «My Favourite Things» han sido versionados infinidad de veces. Otro de sus temas cumbre es «I’m sixteen going on seventeen» con esa soberbia coreografía y en la que Chamian Carr (Liesl) canta estupendamente.

Aún hoy en día, en la era digital, cada cinco años y coincidiendo con un nuevo aniversario de la cinta, Fox lanza nuevas y cuidadas ediciones para coleccionistas tanto en dvd como en blu-ray, arrasando en las listas de ventas en los almacenes especializados. Inolvidable e imprescindible clásico intemporal del cine familiar y de la comedia musical.

Reseña escrita y cedida por Alfonso Torres Gallego

No dejes de visitar nuestra página y suscribirte para estar al día sobre los actores, actrices y películas que marcaron una época https://leyendasdelcine.com

Aplicación gratuita disponible para Android en Play Store https://play.google.com/store/apps/details?id=leyendas.delcine5

Compartir en Redes Sociales:
Alfonso Torres Gallego
Alfonso Torres Gallego
Artículos: 7