OPPENHEIMER: CONFLICTOS MORALES

Compartir en Redes Sociales:

Texto por GERARDO CREMER

Estreno: 21 de julio de 2023

Director: Christopher Nolan (Londres, 1970)

*Calificación: 3 estrellas de 5

EL CINE DE CHRISTOPHER NOLAN

Las películas de Nolan se suelen centrar, exclusivamente, en un único personaje, generalmente hombre, enfrentado a un problema moral que va a cambiarle su vida, con un resultado casi siempre negativo para él y las personas que le rodean. Sus estructuras narrativas son complejas y suelen abrirse a múltiples narrativas (puntos de vista). Esta complejidad se acrecienta cuanto mayor es el presupuesto de sus producciones.

Otro aspecto característico de Nolan es que sus películas quedan vinculadas a un cine postmoderno e hiperrealista. Su primera película, ‘Memento’ (2000), se adscribe al cine negro tradicional, pero su compleja narración (la película avanza hacia atrás) y un personaje que no transmite seguridad al espectador hacen que sus formas sean mucho más importantes que sus contenidos (factor decisivo en el cine postmodernista). De hecho, Nolan desafía ciertas convenciones del cine clásico, llevando a que las acciones precedan a las explicaciones causales. Esta misma idea volvió a repetirse en ‘Tenet’ (2020). En ‘Memento’ también resalta otro de los motivos habituales en el cine de Nolan: el de la confianza de los protagonistas en su memoria. Esta falta de confianza en la verdad abre su cine también hacia la hiperrealidad. En mi reseña de ‘Tenet’ escribí: «Las películas sobre la hiperrealidad, como las de Christopher Nolan, abordan cuestiones de actualidad (políticas, filosóficas, sociales, culturales) y uno de los temas principales que se trata es la post-verdad (distorsión deliberada de la realidad con fin de influir en la opinión pública y actitudes sociales). Es más importante sentir los hechos (“vivir a través de otros”) que saber si la información que se recibe es verdad o manipulación».

En ‘Insomnia’ (2002) se centra en esas ideas sobre la manipulación y el engaño, respecto a la falta de confianza en lo que vemos, e introduce el tema del doble. En ‘El gran truco’ (006) el tema del doble, de la copia, se convierte en el asunto principal de la película. La inseguridad de nuestras certezas, incluso de nuestro propio yo, es lo que ha elevado al cine de Nolan a la filosofía de Descartes. Especialmente desde el estreno de su producción ‘Origen’ (2010), donde a través de un thriller heredero del canónico ‘The matrix’ (1999) de las hermanas Wachowski, Christopher Nolan nos adentra en un tiempo y espacio difusos. Para Descartes la realidad implica la verdad y a ésta solo se puede llegar por medio de la duda. Los sueños acaban confundiendo esta verdad, un mecanismo de escape de una realidad mucho más cruda, que es nuestra propia muerte.

Einstein amigo de Oppenheimer

Es en estos films cuando empezamos a entender las dicotomías a las que se enfrentan los solitarios personajes masculinos de las películas de Nolan. En ‘Interestellar’ (2014) esta dicotomía pasa por perder a su familia para siempre o bien aceptar la destrucción del planeta Tierra y toda la humanidad. Estamos ante lo que se conoce como “moralidad utilitaria”, aquella que apuesta por una mayor felicidad comunitaria ante el coste de la felicidad propia. Nuevamente, como en ‘Origen’, en este viaje Nolan apuesta por difuminar los límites del espacio y el tiempo, disolviendo la presencia de uno mismo en un todo más complejo, donde las certezas, incluso la concreción de quién es uno mismo, se van diluyendo.

También en el cine de Nolan entre los factores que empujan a los personajes a actuar, a enfrentarse a sus propias dudas, y finalmente desestabilizar sus convicciones y su propia naturaleza como ser humano, está el amor “puro” que sienten hacia otras personas, algunas veces mujeres u, otras, su propia familia. Esta tendencia del personaje de actuar por amor a los demás y de aplicar, al mismo tiempo, una moralidad utilitaria, frente a una existencia donde predomina el “yo inestable”, configuran su trilogía de Batman (‘Batman begins’, 2005”; ‘El caballero oscuro’, 2008; ‘El caballero oscuro: La leyenda renace’, 2012). En esta trilogía Nolan introduce un nuevo tema en su filmografía: el fracaso de las autoridades, de los gobernantes, y la tendencia del universo a su natural desorden (entropía), así que Batman se verá obligado a actuar para corregirla, actuando en contra de sus propios intereses personales y en favor de una humanidad cada vez peor defendida. La serie de Batman de Nolan parte de la psicología y filosofía del personaje, de sus dudas, de su inestabilidad personal, para después ir descubriendo un mundo corrupto que, a pesar de sus esfuerzos, sigue mostrando un alto grado de pesimismo y de imposibilidad de autocorrección.

‘Dunkerque’ (2017) es el salto natural en la filmografía de Nolan, aunque algo arriesgado al apostar por el cine histórico-belicista y no por la ciencia ficción, que es el género que más se da en sus superproducciones. ‘Dunkerque’ es un film coral, donde existe una dialéctica continua entre el sacrificio personal para ayudar a los otros y el egoísmo innato de las clases gobernantes. ‘Tenet’ (2020) es un compendio de su cine precedente en cuanto a temáticas: héroes solitarios cuya identidad está prácticamente borrada, la incertitud de la realidad del mundo, la actuación como moral utilitaria, o las organizaciones ocultas que controlan a nuestros gobernantes. Nolan en su cine acaba sugiriendo que, aunque el individuo es incognoscible para sí mismo, también lo es para una sociedad y unos estamentos de poder que en general son incapaces de saber las razones verdaderas por las que no proceden a actuar en beneficio del interés común de la sociedad.

‘OPPENHEIMER’

Nolan nos embarca con ‘Oppenheimer’ en un biopic descomunal, marcado por diferentes líneas de acción y tiempos diferenciados, estructurando la película a través del montaje en tres líneas de acción principales:

1) Las entrevistas realizadas por la Audiencia de Seguridad con el fin de validar la autorización de Seguridad de Oppenheimer para trabajar en el campo de las armas atómicas. Esta serie de entrevistas sirvieron para dilucidar las relaciones de J. Robert Oppenheimer (Cillian Murphy) con el partido comunista y para tratar de desvelar si hubo filtración de información a Rusia durante la realización de sus trabajos.

2) Las sesiones del Senado donde se investigaba a Lewis Strauss, miembro del Comité de la Energía Atómica, responsable de dirigir la revocación de la autorización de Oppenheimer por razones de promoción personal al pensar que era el propio Oppenheimer quien había puesto a todos los científicos en su contra, incluido Albert Einstein (Tom Conti).

3) La propia historia del desarrollo profesional de Oppenheimer, desde sus inquietudes como científico respecto a la física cuántica hasta dirigir el proyecto de Manhattan (coordinado por el general Leslie Groves -Matt Damon-), encargándose de la producción de la bomba atómica.

Cillian Murphy, el mayor valor de la película.

La línea de acción principal, la del biopic, es consecuencia del uso de esos flashbacks que van surgiendo de las dos primeras líneas narrativas estructuradas en entrevistas y declaraciones.

‘Oppenheimer’ es un film de composición compleja, demasiado preparado en su preproducción y que recuerda a los proyectos más elaborados de Martin Scorsese (‘Casino’, 1995, o ‘El aviador’, 2004). La música y el cuidadoso uso del sonido marcan la pauta de un guión desabrido y desacorde que parece moverse con saltos de secuencias aisladas, cada uno de ellas tratando de incluir un elemento destacable. Hay una secuencia, bastante mal resuelta, que explica este desajuste en la propuesta visual de Christopher Nolan: durante el interrogatorio de la Audiencia de Seguridad el fiscal saca el tema de la relación de Oppenheimer con la psiquiatra Jean Tatlock (Florence Pugh), miembro ella del partido comunista. La secuencia se alterna con otra en flashback donde Tatlock y Oppenheimer conversan desnudos sentados en sus respectivas butacas de su casa. Inmediatamente vemos a Oppenheimer desnudo en la silla de la sala de la Audiencia y situándonos en la mirada de la mujer de Oppenheimer, Kitty (Emily Blunt), quien observa el interrogatorio, vemos (a través de la imaginación de ella) a Tatlock encima de Oppenheimer, haciendo el amor con él, desnuda, enfrente de los miembros de la Junta.

Con Emily Blunt en el rancho de Oppenheimer.

‘Oppenheimer’ está marcado por un fuerte desequilibrio y por un excesivo montaje. Que haya secuencias mal resueltas no quita a que otras sean extraordinarias, de lo mejor que ha hecho Nolan en el cine hasta el momento. Así destaca, por encima de todas, la secuencia de la prueba de la explosión nuclear en el desierto. Una secuencia técnicamente impecable, que transmite veracidad en sus imágenes al mismo tiempo que espectacularidad. Secuencia marcada por los efectos sonoros, por el tempo impuesto (con un carácter musical sinfónico) y por la perfecta selección de encuadres, desvelando al actor Cillian Murphy como el más importante valor de la película.

Cillian Murphy compone un Oppenheimer que lleva consigo todas estas características temáticas que he comentado en la primera parte de la reseña. Personaje torturado, inestable, inseguro en sus certezas, apasionado en el amor, capaz de sacrificar su existencia por decisiones que afectan al bien común, pero finalmente engañado, anulado por unos poderes fácticos superiores a su mente. A Oppenheimer le condiciona la duda, el miedo. Pasa del éxito al desconcierto del abandono público. El hecho de establecer su biografía a partir de estas dos líneas de narración externas a él, como si las mismas buscasen esa objetividad que el propio Oppenheimer ha perdido, solo terminan siendo otro ejemplo del «fracaso de las autoridades, de los gobernantes», y de la tendencia de estos a primar el mal en beneficio de sus propios intereses.

Artículo escrito y cedido por GERARDO CREMER de https://bilbaoenvivo.wordpress.com/

No dejes de visitar nuestra página y suscribirte para estar al día sobre los actores, actrices y películas que marcaron una época ? https://leyendasdelcine.com

Déjanos tú opinión sobre esta película en los comentarios , más abajo ??? Gracias

Compartir en Redes Sociales:
Roberto Martin
Roberto Martin

Broadcasting the music of the King of Rock, Elvis Presley!!

Artículos: 229

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *